NURIA FUSTER «(m)other and another»

La galería Juan Silió presenta la primera exposición individual en su espacio de Núria Fuster. (M)OTHER AND ANOTHER es un proyecto en el que, ante la necesidad de seguir creando durante el confinamiento, rompe conscientemente la barrera entre su identidad como artista y su labor doméstica. Una conciliación que va más allá de compaginar dos esferas independientes y propone aceptar la presencia de la una en la otra.

Esa ruptura también atraviesa y modifica su proceso habitual de trabajo, los materiales y formas que emplea. El cuerpo aparece como herramienta y como material en una serie de esculturas cerámicas.  Los cuerpos representados se metamorfosean y habitan un espacio intermedio entre la ficción y la realidad más cotidiana. Una serie gráfica toma los tickets de compra semanales arrugados, como rastro material de la rutina. Objetos que interviene con una plancha caliente, resultando formas orgánicas que remiten a la naturalidad y elementalidad de esos pequeños actos.

 

Gritar, decir algo en voz alta, puede ser el método para convertir en real un pensamiento o un acto catártico con el que aceptar una vivencia. También darles forma a través de líneas (palabras, dibujos) – o darles cuerpo (creado o tomando de objetos existentes). De algún modo, sentir la presencia o tocar sigue siendo- al menos para muchas generaciones – la manera de saber que algo existe, o de reconocer que algo sucede.

(M)OTHER AND ANOTHER es un verbo. Entiendo esta exposición como un movimiento físico – un paso hacia delante – después de haber vivido la experiencia pandémica del encierro familiar en casa. Es un statement en la relación que existe entre mi práctica artística y mi labor doméstica. Decido romper el muro que las separa y establecer una conciliación casi terapéutica que me lleva a nuevos procesos de trabajo como por ejemplo la cerámica y un registro gráfico a partir de la estética de los tickets de compra semanales.

Núria Fuster grita a través de los materiales. Buscarlos, reubicarlos, ensamblarlos ha sido siempre su modo de reflexionar y de hablar. Cada vez son menos los rastros materiales que generamos y especialmente de los actos rutinarios que carecen de excepcionalidad. Los tickets de compra son uno de los pocos registros físicos que permanecen. No elegimos hacerlos. Los tiramos, los arrugamos, los perdemos, pero si los consultamos podemos encontrar un diario que refleja parte esencial de la intimidad. La serie de gráficas book of Mutter series captura su imagen y nos recuerda la existencia y la importancia de estas acciones; transformándolos en delicados papeles intervenidos donde sus pliegues hablan de la complejidad del día a día, y las formas que se superponen de una presencia natural de esos registros.

Como creo que una ocasión dijo Jon Mikel Euba “un artista es quien hace lo que puede con lo que tiene”. Así se ha acomodado mi práctica artística a mi contexto. Empecé a establecer puntos de atención en comportamientos y procesos dentro del contexto doméstico, como asentamientos de polvo, rituales de limpieza, compras semanales, economía, alimentación, espacios vitales, etc. que son en su mayoría, materialidades desatendidas desde el ámbito de la cultura. Trabajando desde un reapropiamiento de la condición de madre y la dualidad indivisible que supone ejercer la practica artística atendiendo a la vez la labor educacional, de cuidado y de formación de nuevos seres humanos. Esta exposición recoge la estética funcional que envuelve mi labor cotidiana, elaborando un cuerpo de trabajo que es una fusión de mi experiencia vital sin poder dejar de ser artista, madre o ama de casa a la vez.

No hay identidades estancas, conviven como los materiales y se funden como las formas. Romper las barreras que las delimitan también significa ampliar las direcciones en las que continuar. Eliminar la linealidad impuesta y “cambiar de rumbo” siendo a la par coherente con uno mismo, con el trabajo previo.  Así, Núria Fuster retoma técnicas que tenía olvidadas, como la acuarela, y se enfrenta a materiales nuevos como la cerámica. En ambos casos utiliza de manera intuitiva su cuerpo, dejando que la memoria de la mano se mueva, que la presión del cuerpo actúe sobre los materiales. En ellas encontramos de nuevo ese fluir entre formas orgánicas, estructuras, algunas formas reconocibles y otras irreales.

La dualidad artista/madre y madre/artista puede parecer sencilla, pero requiere la valentía de relacionarse de la misma manera en todos los contextos.  Un estado, un proceso, una relación y una acción: (M)OTHER AND ANOTHER es un verbo. Sólo necesitamos un gesto involuntario o un ticket arrugado que nos haga ver que no hay debilidad en ello, sino todo lo contrario.